Educación para Morena, güera, mulata y otras.

En una entrevista que Carmen Aristegui le hace a Andrés Manuel López Obrador después de que nombran a Martí Batres como Presidente del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), le pregunta si no resulta contradictorio estar criticando y reprochando a los partidos y que conviertan a dicho movimiento social en una partido más,  que a mi parecer, pueda aumentar las filas demagógicas de un ámbito político discursivo y poco eficaz.

La respuesta es obvia, ¡será un partido diferente!, sin embargo con pocos elementos para convencer y argumentar la presencia de otro partido más en nuestro sistema político mexicano. Si un partido quiere renovarse, si un movimiento social quiere impactar y transformar de fondo, debe dar paso a liderazgos nuevos con el respaldo de los antiguos, y sobre todo, en un mundo político rampante, astuto, empantanado, ligero en sus resultados y pesado en sus promesas, un nuevo partido debe gozar de transparencia, argumentación y estrategias ciudadanas bien cimentadas.

 Morena tiene características definidas: es un movimiento de las clases populares, de la gente, del hartazgo social y segundo, con el reto enorme de que los liderazgos visibles den paso a liderazgos nuevos, fuertes, invisibles  y que no tengan otra salida que irse construyendo desde la reflexión y la realidad. Ciudadanos debemos voltear la tortilla: no son los seguidores que dependen de los partidos, son  los partidos quienes dependen de la participación analítica, propositiva  y exigente de los ciudadanos.

Me pareció muy significativo el crecimiento de MORENA por toda la república, sin embargo pienso que siguen mandando a la batalla con tenedores, me explico, es un gran avance el impacto social y arrastre que tiene este movimiento, digno de un estudio sociológico y cultural, sin embargo retrocede pues enfrenta una realidad política con herramientas inútiles y repetitivas: poner a la cabeza a un político que renuncia a un partido que él fundó, que ha pasado por varios puestos públicos y que puede encerrarlo en la gran tentación de embriagarse de poder. Si vamos a luchar por un cambio y renovarnos profundamente, vayamos realmente cambiando las cosas: necesitamos un movimiento ciudadano que cambie de fondo las maneras de hacer política, romper con los esquemas establecidos dentro del ámbito político, que elimine las pleitesías al político y se dialogue para encontrar respuestas a preguntas cotidianas.

Nos urge una educación ciudadana, cívica o simplemente, ser competentes para la civilidad y el ejercicio de nuestros derechos políticos. Si hablamos de competencias cívicas podemos enlistar las siguientes: tomar decisiones conscientes, ser solidarios, alcanzar el bien común, establecer un diálogo que forme comunidad, decisiones éticas que promuevan el bien de las personas, tolerancia a la diversidad y un alto sentido de promover la justicia. Una educación que genere “las herramientas de mayor potencial transformador en aras del crecimiento económico, la inclusión social y el bienestar de los ciudadanos” (Bárcena, Alicia. 2011. Educación, desarrollo y ciudadanía en América Latina. Chile: CEPAL).  ¿Cómo educar para usar el poder al servicio del ser humano, para decidir siempre en la búsqueda del bien particular y del bien común? Esto tiene que ver con dos procesos importantes a desarrollar en los educandos dentro del ámbito que llamamos educación para la vida: la inteligencia, entendida como ese proceso donde nuestros sentidos y percepciones están vinculados a una secuencia sólida con el análisis, la reflexión, la relación, comparación y comprobación de los conceptos o situaciones; la emocionalidad, entendida  como aquellos sentimientos y valores que se van impregnando en nuestro corazón y que son determinantes al momento de tomar decisiones y seguir conductas altamente racionales y éticas. El reto no sólo es cobertura, sino una educación de calidad que incluya las capacidades para adaptarse a un mundo globalizado, económico y eminentemente político.

 

Mtro. Ignacio Solano. Rector de UNILEVI

Twiter @ignaciosolano1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s