Desigualdad económica y educación

Desigualdad económica y educación.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) presentó este 27 de noviembre su informe sobre el Panorama Social de América Latina. Destaca algunos elementos grises que nos pueden mover a la acción o nos pueden hacer descansar en la quietud de la desesperanza.

 

En el entendido de que una persona se considera pobre cuando el ingreso por habitante de su hogar no es suficiente para satisfacer sus necesidades esenciales, estas necesidades se determinan de acuerdo al valor de una canasta con bienes alimentarios, bienes no alimentarios y servicios básicos. Y extrema pobreza o indigencia, sólo cuenta para cubrir las necesidades básicas de alimentación.

Hoy en día, aproximadamente tres de cada diez latinoamericanos viven en la pobreza y uno de cada diez vive en la indigencia. Sabemos que de 1990 al 2012 ha disminuido de forma pausada pero constante, sin embargo los países de América Latina siguen expresando un alto nivel de concentración de la riqueza, es decir, que el dinero está en unas cuantas manos y muchos tienen pocos recursos económicos; para ilustrarlo en números, el 40% de la población con ingresos más bajos capta el 15% total del ingreso, mientras que el 10% de la población con ingresos más altos posee un tercio del ingreso total, 33%. Tehuacán padece un alto porcentaje de pobreza que está, aproximadamente, en un 50%, lo que implica puntualizar en las estrategias que disminuyan las condiciones precarias y difíciles que viven diversas zonas de riesgo o colonias de la periferia.

Para la CEPAL uno de los retos sigue siendo la superación de la pobreza y la reducción de las brechas de desigualdad, tales brechas se dan en múltiples ámbitos como logros educacionales (escolaridad en un país o un estado, en el caso de Puebla estamos con índice de escolaridad de segundo años de secundaria) inserción social, acceso a la protección social (salud, educación y alimentación) y procesos de inclusión y tolerancia a la diversidad y pluralidad. Las preguntas son variadas: ¿qué tipo de educación necesitamos para acortar la brecha de desigualdad económica? ¿Qué políticas públicas deben establecerse, de tal manera que perdure el impacto social y sean eficaces en sus resultados? ¿Los diferentes sectores de la sociedad hasta donde están dispuestos a generar los acuerdos y alianzas necesarias para atacar el problema desde los diferentes ámbitos?

Este informe y esfuerzo internacional no tendría sentido si no hacemos posible que, desde lo micro-sociedad, se den pequeñas o grandes transformaciones. La educación sigue siendo el detonante para mejorar las condiciones. Si queremos que trabajadores obtengan mejores salarios y sean competitivos y productivos, solamente será posible a través de personas con alto rendimiento, es decir, que manejen los conocimientos de su área o especialización, que tengan las habilidades resolutivas y de adaptación para enfrentar los retos que se presentan en la vida cotidiana y una sólida formación ética que oriente la conducta para consigo mismo y para con los que le rodean. Esta integración de saberes (aprender a aprender, aprender a ser, aprender a hacer y aprender a convivir) deben impulsar la generación de recursos económicos a corto, mediano y largo plazo.

Dos son los mecanismos para impulsar el desarrollo: tener fe en los procesos integrales de educación de las personas y segundo, las alianzas con los diferentes sectores de la sociedad para paliar los índices de pobreza, desigualdad y rezago. Estas alianzas deben ser eficaces y eficientes, desde el empresario que le apueste a la actualización, pasando por las autoridades civiles que fomenten, con el ejemplo y con programas sociales, una ciudadanía rica en infraestructura así como en el fortalecimiento de los valores cívicos tales como la información, la criticidad, la participación y la proposición, desde luego, con una responsabilidad ciudadana que permita identificar los caminos a seguir, las cuestiones a corregir y los caminos a recorrer.

 Mtro. Ignacio Solano. Rector de la UNILEVI. Twiter: @ignaciosolano1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s